Sin duda, el uso del ordenador se ha disparado en los últimos años y se ha convertido en una gran herramienta imprescindible en nuestra vida diaria. Y esto lógicamente se ha instalado también en la vida de los más pequeños, tanto en su faceta buena como en la mala.

Muchas veces es una ayuda a la hora de hacer ejercicios, acceder a programas de cultura, por lo que es necesario que los padres creen un acceso conveniente a internet, y evitando o cortando el acceso a páginas no deseables.

Al igual que con el uso de la televisión, sus usos son tanto positivos como negativos, pero siempre dependiendo de la manera en la que se utilicen. Hay que tener cuidado a la hora de sustituir las relaciones sociales por otros mecanismos informáticos. Malgastando de esa manera su tiempo y quizá navegando por lugares no apropiados. Por ello es muy importante la conciencia social, enseñar y concienciar lo importante que es un uso adecuado. Ya que el uso del ordenador y el manejo de internet puede servir para poder aprender e investigar.

El uso de estos ordenadores por parte de los niños debe estar instruido desde el principio por los más adultos. De una manera responsable para poder de esta manera estimular la gran variedad de procesos cognitivos de los más pequeños de la casa. Es una manera rápida y eficiente de que los niños interactúen de la mejor forma con las nuevas tecnologías, reconociendo diferentes sonidos, identificación de elementos gráficos y experimentación de distintas formas.

Pero no queremos asustar al personal, así que centrémonos en los beneficios del mismo. Tiene a nivel académico y a nivel social. Así que antes de alarmarnos, busquemos siempre los beneficios y la actividad responsable del mismo, ya que la competencia digital puede ser un muy buen método de aprendizaje para nuestros pequeños.