Se acerca el verano y aún no sabes qué hacer, en qué invertir esos días libres para no malgastarlos en casa tirado en el sofá.

Ahora existe otra opción para aquellos jóvenes de entre 18 y 25 años con ganas de pasarlo bien e invertir su tiempo libre conociendo gente nueva y haciendo cosas nuevas.

Te ofrecemos pasar dos semanas en uno de nuestros campamentos urbanos de Ávila situados o bien en el casco antiguo de la ciudad o a las afueras de ésta, cerca de nuestra sierra. Las dos opciones presentan las actividades básicas de un campamento de verano, pero la primera está más redirigida al ocio urbano y cultural, con salidas a museos, conocimiento de nuestra historia a través de los edificios, rutas gastronómicas y por supuesto fiestas. En cambio la elección del campamento situado en la sierra de Ávila te permitirá mantener un contacto más estrecho con la naturaleza, con nuestra naturaleza; así que las actividades que se realizan allí están más unidas al aspecto espiritual.

En el caso del campamento urbano, los chavales y chavalas dormirán en una antigua residencia de estudiantes de 1925 reconstruida el año pasado, con habitaciones dobles, espacioso comedor y diversas salas para realizar las charlas pertinentes.

Si en cambio te decides por el de la sierra, los acampados dormirán al raso con tiendas de campaña de 5 personas, bastante espaciosas, junto a un viejo caserío con amplio comedor, baños en las dos plantas del edificio, habitaciones para los monitores y dos grandes salas que pueden ser usadas para cualquier actividad.

Ambos campamentos tienen capacidad suficiente para 65-70 personas y las fechas disponibles son las dos primeras semanas de julio, las dos primeras semanas de agosto y la última semana de agosto junto a la primera semana de septiembre.

Ya te avisamos de que éste no es el típico campamento, pero si todavía no nos creer, ven a comprobarlo.