Como todo sabemos, aún no se ha hallado la poción mágica para la juventud eterna, por ende, la vejez es ineluctable para todos. En España, las familias actuales, las formadas a partir de este milenio principalmente, han optado por no tener muchos niños, lo que quiere decir que a medida que el tiempo pase la población de adultos mayores va a ser mayor que la población de jóvenes. Esta conjetura fue confirmada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) cuyos análisis demostraron que para el año 2033 uno de cada cuatro españoles serán ancianos, con una edad mínima de 65 años de edad.

Pero no sólo eso revelaron las proyecciones estadísticas del INE, también matizaron que en el 2033 España tendrá una cantidad de habitantes aproximada de 49.000.000, de los cuales 6.000.000 serán ancianos que vivirán en soledad. Así que, según estadísticas, a España se le viene un futuro lóbrego y taciturno, pues no olvidemos que la población anciana de un país es una población inactiva laboralmente que es más una carga que un beneficio para los propósitos de la nación, por ende, un país lleno de viejos está destinado por naturaleza al estancamiento.

Para realizar estas predicciones el INE, en consonancia con su oficio, llevaron a cabo estadísticas en función a las tendencias actuales en España de fecundidad, mortalidad y migraciones del país. Se podría decir que el crecimiento de la población para 2033 no es un problema muy grave, pero si consideramos que el 25,2% de los habitantes de España para ese año serán ancianos, entonces sí debemos alarmarnos y empezar a tomar las acciones sociales debidas para paliar este problema. Además, el 12% de la población española del 2033 vivirá en soledad, lo cual es una cifra tremendamente alarmante si se considera que 3 de cada 10 viviendas en el año 2033 serán ocupadas por un solo ciudadano.

Para más información o para confirmar la veracidad de cualquier de los datos anteriormente citados, puedes leer tú mismo las estadísticas del INE buscando las Proyecciones de Población 2018-2068 y Proyección de Hogares 2018-2033 que ha confeccionado el instituto. No sabemos si tener personas más solitarias en el 2033 obrará en beneficio del progreso en España, pero lo cierto es que tener una población envejecida para el 2033 sí que será un problema a solucionar mediante acciones sociales. No olvidemos que China ya nos ha dado el ejemplo de cómo solucionar esta clase de inconvenientes sociales, cuando limitaron la fecundación de su población para evitar la sobrepoblación de China en el futuro, así como nos lo recuerda Alberto, obrero en Fontaneros.

Por otra parte, es importante aclarar que el crecimiento poblacional vaticinado por el INE no se debe a un aumento del saldo de nacimientos con respecto al saldo de muertes, sino más bien por un saldo en aumento  del índice migratorio, lo cual también es un problema que debe al menos preocupar a los entes correspondientes.