Poco se habla de otras ciudades en nuestro territorio que no sean Barcelona, Madrid o Sevilla cuando hablas de un destino Erasmus en España, y si me apuras, las zonas costeras como Málaga, Valencia o incluso Cádiz pueden tener algo de renombre, ¿pero qué pasa con Ávila?

SMUS EN ÁVILAMe imagino a un estudiante polaco en su tercer año de carrera barajando destinos para pasar unos mesecitos ‘estudiando’ mientras se frota las manos porque puede elegir la península como morada espiritual y espirituosa al mismo tiempo para dar rienda suelta a ese español forzado del que de momento sólo sabe cómo pedir una cerveza. Y en ese momento, se encuentra con la Universidad de Ávila como posible opción, pero, ¿qué habrá en esa ciudad para que yo me vaya allí de Erasmus?

Pues bien querido amigo o amiga polaca, los jóvenes en Ávila salen de fiesta igual que lo hacen en el resto de nuestro país, y me atrevo a decir que los estudiantes también son bastante parecidos al resto, con sus fiestas en residencias universitarias; sus horas de biblioteca, para estudiar o para apuntarte a todos los viajes que encuentres; su cafetería y su personal de cafetería, tan bizarro como en el resto de países de La Unión; y seguramente el acento sea algo más ‘normalito’ que el de ciertos sectores del sur.

Pero a lo que vamos, lo importante al fin y al cabo no es el destino sino la experiencia, por lo que además siempre podrás dártelas de importante a tu vuelta a Polonia cuando te toque contar en las reuniones familiares que una vez estuviste viviendo en la ciudad con las murallas más famosas de España, aunque fuera de ella no sepan ni cómo se pronuncia la ciudad; que llegabas a todos los sitios andando, no tenías necesidad de metro, autobús, coche o taxi; que cuando nevaba, nevaba de verdad y que el frío no es sólo cosa de los países del este.

Erasmus del mundo, Ávila también existe.