Ávila es una ciudad en la que convivieron tanto musulmanes como cristianos y judíos, este hecho nos ha dejado en España un importante legado arqueológico que hace que el turismo en Ávila sea llamativo y acogedor.

En diferentes lugares de la ciudad se realizan visitas guiadas para que los turistas conozcan la historia y la cultura que nos dejaron los judíos en Ávila. Dentro de la Basílica de San Vicente se encuentra el judío que construyó tal monumento, de ahí el nombre de esta Basílica. Por otro lado en la iglesia de San Pedro es muy conocida por realizar juicios a todos los judíos que tenían que ver con el caso del Santo Niño de la Guardia en el siglo XV.

También podemos encontrar diferentes Sinagogas como parte del legado judío, como la iglesia de Mosén Rubí que era una Sinagoga hasta que la convirtieron en iglesia conocida como la última Sinagoga que se construyó en Ávila según las fechas ya que ésta Sinagoga fue construida en el año 1462 y la ley que prohibía la construcción de tales monumentos entró en vigor a partir de 1465, tan sólo tres años después. Otra Sinagoga judía que podemos contemplar en Ávila es la del Lomo, conocida como Sinagoga Mayor situada junto al convento de la Encarnación.

Por otro lado dentro de la Ávila judía podemos encontrar el cementerio del honsario de los judíos,situado en el monasterio de la Encarnación.

En la calle de los Reyes católicos podemos encontrar un gran número tanto de comercios como de talleres regentados por judíos, y al final de esta misma calle se encuentra el Mercado Chino, en este lugar se encuentra el centro de los negocios judíos.