Cada año, exactamente cada 11 de mayo, y desde hace 6 años, aparece en la Playa de La Barceloneta una caja fuerte abandonada e imposible de levantar si no es con alguna máquina, ya que su peso de más de 250 kilos es particularmente extraño si estamos hablando de un cubo de menos de medio metro de alto.

El primer año que apareció dicho objeto en la orilla de la playa, cerca de varias viviendas,  muchos fueron los curiosos que se acercaron y, primero se la intentaron llevar a casa para más tarde acabar probando a abrirla allí en plena playa, sin embargo no fue hasta las 23:50 de dicho día cuando Pau Collomer, de 57 años y cerrajero de profesión desde los 21, consiguió abrirla y hacerse con los 25.000 euros que allí dentro se encontraban.

Al año siguiente sucedió prácticamente lo mismo pero en esta ocasión la caja no se abrió, y eso que fueron centenares de personas los que por allí pasaron intentando abrir la dichosa caja, pues bien, esa misma noche, de madrugada, la caja fuerte desapareció y nadie volvió a saber más de ella.

Desde entonces, el Ayuntamiento de Barcelona organiza un ‘concurso’ cada 11 de mayo para descubrir a ‘los mejores Cerrajeros de Barcelona’ aun sin saber todavía de dónde proviene dicho armatoste todos los años, y mucho menos su dinero.

Se ha hablado de campaña de publicidad, pero el caso es que ya se les está haciendo algo larga y siguen con el suspense si así fuera; de mafias que juegan a algún tipo de rol delante del resto de gente.

Al haber entrado el Ayuntamiento de por medio, la recompensa económica ahora es mucho menor que los 25.000 euros que allí dentro aparecen cada año, ya que al proceder de una forma desconocida éste debe estar sujeto a una investigación.

Ni cámaras en la playa, ni jóvenes haciendo noche allí el 10 de mayo en la ya bautizada Fiesta de la Caja’ o las autoridades catalanas han sido aún capaces de resolver el misterio, lo que parece seguro es que este 11 de mayo volverán a aparecer 25.000 euros dentro de una caja fuerte en la playa de La Barceloneta.