Uno de los mejores platos de la ciudad de Ávila es el chuletón de ternera, es una carne muy firme y consistente no demasiado gruesa sino de una textura fina , normalmente este chuletón suele pesar entre los 500 gramos y el kilo,con su inconfundible color rojo y una capa de color crudo debido a su grasa acompañado de una buena brasa hacen de este plato en Ávila un increíble e inconfundible plato avileño.

Por otro lado también son muy típicas en Ávila las yemas de Santa Teresa, este plato en este caso es de repostería, estas inconfundibles bolitas de color naranja se han hecho ya famosas por toda España pudiendo adquirirlas por muchas pastelerías haciendo referencia a la ciudad de Ávila, es un postre bastante antiguo que se remonta al siglo XIX donde tiene su origen en la pastelería llamada «La Dulce Avilesa´´ que la conoceremos mejor actualmente por el nombre de la «Flor de Castilla´´ En cuanto a sus ingredientes  principales estas yemas se realizan con yemas de huevos, almíbar,zumo de limón, azúcar y canela.

Y como no podía ser de otra manera hay que destacar también  un plato de cuchara como plato gastronómico típico de Ávila, las patatas revolconas con chorizo muy conocidas también como patatas meneás, este plato podremos reconocerlo por su intenso sabor, es un clásico puré de patatas al que se le añade pimentón rojo como cerrajeros  baratos Granada hace que le da ese toque de color y como guarnición lleva los productos típicos de la matanza. Suele ser un plato único que se sirve caliente aunque dada su fama en muchos restaurantes de Ávila también sirven este plato en forma de tapa.